jueves, 4 de febrero de 2010

HA NACIDO EL "GUARDIOLATO" (por Elías Israel)



Reproduzco integramente el excelente artículo de opinión publicado en el día de hoy por el Periódico de Catalunya, en el que Elías Israel (Ex-Director de Marca y director de Sportyou) opina sobre el famoso "Villarato" en un ejercicio de gran objetividad y sentido común.

Desde este humilde foro mandar mi más sincera felicitación a Elías Israel por su excelente artículo.

Ha nacido el ‘guardiolato’

La única conspiración contra el Madrid son los seis títulos azulgranas y el abandono del victimismo

ELÍAS ISRAEL

"El hambre se ha juntado con las ganas de comer. El periodismo deportivo se ha lanzado a las trincheras. No importa el bando. Se ha llegado a recurrir a arquitectos para marcar la línea que delimita el posible fuera de juego de Pedro en Gijón. Incluso, se alcanza a culpar hasta al jardinero por no cortar bien el césped. Nos hemos enterado de que existe el punto de fuga para trazar la recta perfecta entre el árbitro asistente y el defensa del Sporting para ver si Pedro está delante o detrás. Después de todo, convendremos en que una oreja sí estaba en orsay, que diría mi padre. La delicada línea roja se ha convertido en un símbolo. La metáfora bélica del fútbol en su pleno apogeo. Propaganda en estado puro. Debajo de las caretas, aparecen bufandas multicolores. Cada quien mira por el color de su cristal.


El periodismo bufandero deportivo no es un fenómeno nuevo, pero está empezando a jugar peligrosamente por los extremos, dicho sea sin ánimo de dar lecciones a nadie. Cada polémica es un mundo. Hay que demostrarles a los lectores que eres más barcelonista que el Barça o más madridista que el Madrid. La diferencia a cada lado de la línea entre la caverna, Laporta dixit, y la taberna es cada vez menor. No interesa el análisis, sino demostrar que tienes una segunda piel de color blanco o azulgrana.


El villarato, una peregrina teoría, empieza a colarse por los poros del madridismo. La fina gota se ha convertido en el diluvio universal. Los árbitros favorecen al FC Barcelona porque Joan Laporta, a instancias de Joan Gaspart, decidió apoyar a Ángel María Villar en las elecciones más reñidas que se han vivido en la Real Federación Española de Fútbol en las dos últimas décadas. Florentino Pérez no eligió bien su caballo. Buscó votos para Gerardo González y, al perder este los comicios, según esta increíble hipótesis, se ganó la parcialidad arbitral. Aunque suene a gag, se está dudando sin pudor de la honestidad arbitral y proclamando la adulteración de la competición. Los clubs no se manchan porque ya tienen prensa que les escriba. La federación, con su torpeza habitual, pone la guinda nombrando a Ramón Calderón presidente de los actos del centenario federativo, como gesto de provocación de alguien que, como Villar, se pasa por el forro casi todo.


El término acuñado por Alfredo Relaño, director del diario As, se mueve con sigilo, desde el silbato del árbitro, pasando por los banderines de los asistentes y se cuela por los despachos de los comités federativos, buscando el beneficio azulgrana, minando las posibilidades competitivas del Real Madrid. Una conspiración en toda la regla. Como buena teoría conspirativa, ya tiene todas sus derivadas. Cuando un árbitro se equivoque a favor del Real Madrid (algo que ocurrirá tarde o temprano) lo achacarán al cargo de conciencia, y cuando lo haga a favor del Barcelona se frotarán las manos, pretendiendo demostrar que nuevos hechos les dan la razón.


El villarato existe. Claro que existe, pero no para favorecer a un determinado club. Se trata de una perpetuación en el poder de manera flagrante y de una gestión arcaica del fútbol español. Tiene que ver con una toma de decisiones caprichosa sobre las personas que componen la asamblea general para ganarse la continuidad cada cuatro años. Un buen ejemplo es el arbitral, donde se eligen como árbitros internacionales no a los mejores, sino a los afines.


Son ya demasiados años sin abrir las ventanas de la Ciudad del Fútbol. Cada vez que huelen problemas, los federativos, con Villar al frente, se meten en su caparazón, aceptan la flagelación pública sin rechistar y miran para otro lado. No son capaces ni de defender al eslabón más débil de la cadena, que son los árbitros y sus sonoros silencios. No hacen nada para poner freno al linchamiento, pero pitar al Madrid o al Barça, en medio de esta escalada de sinrazón, más que un honor va a convertirse para ellos en un castigo. SFlbLa única conspiración que existe es la del guardiolato. El próximo presidente del Barça no va a tener dinero para pagar lo que está consiguiendo Pep. Además de los seis títulos en una sola temporada, ha cambiado el victimismo histórico (¿les suena «el equipo del Gobierno, la vergüenza del país»?) por un victimismo madridista de nuevo cuño. El Real Madrid nunca ha sido un club llorón. Más bien al contrario. Siempre confió en su grandeza, en un gen competitivo y en un halo de orgullo que prevalecía sobre cualquier otra consideración.


El espíritu madridista existía y nunca había buscado excusas fuera de lo que faltaba dentro. Ya lo decía el himno del Santiago Bernabéu: «Cuando pierde da la mano, sin envidias ni rencores, como bueno y fiel hermano». Pero desde que el Barça juega en verso y todo el universo lo sabe, a los propulsores del villarato o de la mano negra les resulta más cómodo buscar coartadas que explicaciones razonables al dominio azulgrana y su campo lleno de estrellas. Mientras tanto, los árbitros se seguirán equivocando, igual que Ibrahimovic en Gijón o que Raúl en Riazor. ¿No estarán conspirando? "


Artículo de Elías Israel

* Periodista. Exdirector de Marca. y Director de Sportyou.


Información extraída del Periódico de Catalunya.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=684245&idseccio_PK=1498

3 comentarios:

Deißid dijo...

Pues la verdad es que Elias tiene toda la razon del mundo, yo desde un punto de vista neutral (me da exactamente igual uno que otro) solo veo que una incoherencia tras otra que hacen quedar al periodismo español como un grupo de cafres que dicen una tonteria tras otra.

Se agradece un poco de coherencia, un saludo

Carlos Pérez dijo...

Marca, As, Mundo Deportivo y Sport no son más que medios prostituidos, y aunque no siempre dicen tonterías, cuando hay una jugada polémica (la roja a Cristiano, el fuera de juego de Pedrito...), se ve de qué pasta están hechos.

En fin, habrá que conformarse y mirar a otro lado.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Conozco a Elías personalmente y os puedo asegurar que esto lo ha escrito de cara a la galería. Y lo que pasa en el fondo es que está resentido con el MARCA ya que duró 2 años como quien dice.

entradas final champions