lunes, 27 de septiembre de 2010

TONTERÍAS SI, ...PERO LAS JUSTAS



TONTERÍAS SÍ,… PERO LAS JUSTAS.

por Borja Pardo

Leía recientemente, gracias a un tuitero de cabecera como es @jesusmalaga, un artículo del “periodista” de Marca, Miguel Serrano (a.k.a “El Látigo”) en el cual hace un ejercicio notable de apología de la estupidez, al afirmar sin rubor alguno que Pep Guardiola imita a José Mourinho, tanto dentro del campo como en las ruedas de prensa (jódete y baile que diría un castizo).

Os dejo el artículo -solo para paladares finos- que Serrano titulaba "El Marquesino Guardiola quiere ser Mourinho"

http://img831.imageshack.us/img831/1231/latigocolumna.jpg

Para tan esperpéntica afirmación, “El Látigo” se basa en criterios científicos como la barba de tres días, sus gestos y sus ya conocidas pausas valorativas. ¡Que grande eres Miguelón!

Por cualquiera que haya visto algo de fútbol es sabido que Guardiola hace años que lleva barba de tres días (de dos o de cuatro si nos ponemos estrictos), que siempre ha gesticulado (el chico es nervioso, que le vamos a hacer) y que siempre, más aún desde que es entrenador, ha hecho pausas valorativas (más de una vez para morderse la lengua), ahora bien, ha llegado un lince como Serrano y ha sacado la conclusión que todo esto Pep lo hace para imitar a Mourinho. Chapeau campeón!

Así pues ya sabéis: Mourinho es el leitmotiv del catalán. Todo lo que hace Guardiola lo hace por y para asemejarse al “Estratega de Setúbal”.

Serrano además, aprovecha el folio y por el mismo precio (él va a tarifa plana) acusa a Guardiola de engreído, vanidoso y chuleta entre otras lindezas, con un símil de la madrastra de Blancanieves tan patético como desacertado, eso sí...todo ello con un tono muy periodístico y con la objetividad que caracteriza al personaje.

Sin duda, la mejor parte es cuando acusa a Guardiola de “contagiarse de la Mourinhitis que asola la Ciudad Condal” y es que con perdón de la expresión, manda huevos que este caballero hable de mourinhitis en Barcelona cuando cobra un sueldo de un diario (editado en Madrid) cuyo principal empeño actualmente (toda vez Laporta se dedica a sus labores) no es otro que hundir a Guardiola y alterar de ese modo la línea de flotación azulgrana, equipo actualmente de referencia en el planeta, mal que le pese a muchos.

No es menos cierto, que otro objetivo principal del diario Marca se centra en cargarse al “Pipita” Higuaín, pero eso sería justo analizarlo otro día porque el tema también se las trae…

Guardiola es alguien que irrita, sobretodo si no eres azulgrana, eso es evidente y a las pruebas me remito, y es que el de Santpedor es tan equilibrado en sus valoraciones, sosegado en sus reflexiones y claro y directo en su proceder que hace que cualquier comparación resulte odiosa, sobretodo si lo comparas con Mourinho, un entrenador que como bien comenta el gran periodista Juan Carlos Crespo no ha sabido medir los tiempos y arriesga demasiado en su estrategia… tanto la de dentro del campo, como en la de fuera añadiría.


Recomiendo la lectura del post de @JCarlosCrespo

http://www.lawebdefutbol.com/2010/09/mourinho-arriesga-mucho-en-su.html

De forma maquiavélica, Serrano omite un pequeño o gran detalle, según se mire, como es que Guardiola atrae a los focos en el pre y en el post partido (es lo que tiene ser el entrenador de referencia en el planeta). Sin embargo, José es protagonista en el antes, en el después y esencialmente en el durante, en un claro intento de focalizar la atención ante la mediocridad de lo visto en el verde.

Que Guardiola y Mourinho pertenecen al star-system de los banquillos, es obvio, que sus ruedas de prensa son mediáticas y dejan titulares también lo es, pero mientras en el caso de Mourinho lo son por lo que dice, en el caso de Guardiola lo son por lo que calla (admiro su paciencia), y eso molesta mucho, como el que no quiera conceder entrevistas a ningún medio (eso molesta más si cabe, y de hecho algunos van locos por pasarle factura).

Ha de ser duro, hipotecar tu vida periodística y tus palabras por la llegada del luso al banquillo de Chamartín, y percatarse a las pocas semanas que tal vez el único señor que está a la altura de Guardiola sea Manuel Pellegrini, ese buen entrenador a la par que caballero (aunque parezca increíble, ambas cosas son compatibles) que se vio fuera del Madrid en buena parte gracias a la campaña orquestada por el Quijote y su séquito de Sancho Panzas (Serrano incluido).

Aún espero el artículo certero del Látigo Serrano en el que nos desvele a los mortales a quien quería parecerse el chileno, porque desde luego a Mourinho no creo, un Mourinho por cierto que aún tiene mucho trabajo extra por delante a pesar que si de él dependiera se iría de "colonias y campamentos" 10 días a su estimada Portugal. También espero artículo sobre eso…

6 comentarios:

Ignacio dijo...

El mal llamado "Látigo" Serrano (yo lo cambiaría por "Retard" Serrano) es un tio listo. Además, le auguro una carrera larga y exitosa en el periodismo deportivo español, ya que tiene todo lo necesario para triunfar en el medio, a saber, sentido del humor chabacano, nula autocrítica, desprecio absoluto por cualquier tipo de código deontológico y servilismo extremo con el poder establecido, ya sea el de la Avenida de san Luis o el de Concha Espina. El chaval llegará lejos.

David Marín dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carlos_1991 dijo...

Sin comentarios... solo subrayar lo que dice Ignacio.

Panorama Fútbol dijo...

Los textos de Miguel Serrano están cargados de ironía. Usa los símiles con personajes famosos para "facilitar" la lectura de sus columnas. Discrepo en la finalidad de su mensaje, pero respeto lo que hace. Es periodista y tiene derecho a opinar.

Pep Guardiola es un señor dentro y fuera del terreno de juego. En la actualidad, está en el top mundial de entrenadores y, en consecuencia, está expuesto a la crítica. Noto una vigilancia constante a sus actuaciones, pero es fruto de la rivalidad existente entre el FC Barcelona y el Real Madrid CF.

Un saludo desde Panorama Fútbol

Antonio Martins dijo...

Cualquier persona que haya leído un par de "artículos" o haya escuchado los comentarios de Serrano sabrá el tipo de periodismo que practica. Lo triste es que este estilo (compartido con alguno de sus homólogos culés, como Mascaró) vende y hay mucha gente a la que le gusta.
Saludos desde http://elgritodelondonroad.blogspot.com/

carlos_1991 dijo...

Es que se está llegando a un fanatisto estremo en el mundo periodistico, que a mi por lo menos me resulta irritante. Y sobre todo en los periodicos deportivos de mayor tirada en España, que no hacen más que defender a muerte a sus equipos, incluso en aquellos casos en lo que no se puede defender. Y al resto de equipos que no sean ni el Barça ni el Madrid que les den.
Menos mal que tenemos internet y grandes bloggeros que nos informan rigurosamente de la actualidad de sus equipos.

Pd: En especial lo del diario Marca es para acerselo mirar, porque meten la gamba un día si y otro también.