lunes, 1 de junio de 2009

CARTA ABIERTA A PEP GUARDIOLA




Carta abierta a Pep Guardiola


Pep, te pido disculpas de todo corazón.....lo he de reconocer:
Yo era uno más de los muchos (aunque ahora se tapen y se escondan) que en el mes de julio del año pasado abogaba y defendía la candidatura de José Mourinho para reemplazar en el banquillo del Barça a un obsoleto Rijkaard, dado que entendía que con la presencia del díscolo portugués llegaría la disciplina y el esfuerzo al vestuario azulgrana después de dos años de auténtico descontrol.

Sólo once meses después he de reconocer sin rubor que apostar por tí ha sido una de las decisiones (o de las casualidades) más importantes de la historia del Barça y del fútbol en general.

Perdóname la malicia en la frase anterior, pero todos sabemos que a veces las decisiones se toman fruto de la casualidad, la fortuna o un rechazo previo, y basta citar como ejemplo el caso de Beckham y Ronaldinho. Corría el verano de 2003 y el volante inglés del ManU era el abanderado de un joven aspirante a ser Presidente del Barça llamado Joan Laporta, que veía en el mediático David al icono y fetiche que debía hacer recuperar la ilusión perdida al barcelonismo.
A la postre, el fichaje de Becks por el Real Madrid hizo que la bandera de Laportismo fuera finalmente un brasileño que vagaba por París llamado Ronaldinho.
La historia que sigue todos la conocemos.

Estimado Pep, llegaste al banquillo con tu trabajo y una mano delante y otra detrás, rodeado de desconfianza en el entorno y con un "marrón" debajo del brazo como eran las salidas de dos tótems blaugranas como Deco y el propio Ronaldinho, además de tener que lidiar con el espinoso tema del miura-vitorino Samuel Eto'o, al que una buena decisión o la casualidad (como es que no llegaran ofertas por él) han hecho que pasara de villano a héroe con la misma velocidad que tu pasaste de ser un entrenador novel y sin experiencia a ser nominado al Premio Príncipe de Asturias y a lograr tres copas, con un fútbol sublime, que han hecho que ya formes parte de la historia del Barça, del fútbol español y mundial.

Tuviste claro el concepto y lo has sabido llevar adelante: PERSISTENCIA, ESFUERZO y HUMILDAD, han sido tus premisas, que de hecho son los mismos conceptos base del resto de entrenadores del mundo.
La diferencia estriba en un "pequeño matiz" como es que tu has sabido llevar a la práctica la teoría y el resto de entrenadores no, y ese logro nace del hecho innegable que has sabido inculcar a unos jugadores - que hace un año eran unos vagos y que ahora son dioses - , tu notable visión del fútbol, la misma que tenías cuando desde el centro del campo y con el "4" a la espalda ya hacías de entrenador sin saberlo, aunque lo intuías.

La plantilla primero, los medios de comunicación más adelante, la directiva después y finalmente la afición creyó en tí desde el inicio y eso estimado Pep, tiene un mérito tan grande que solo con el paso del tiempo se comprenderá que lo que tu has logrado es más complicado de lograr que el propio triplete, porque de hecho el SOM UN / SOMOS UNO / WE ARE ONE que Nike luce con orgullo actualmente en su último spot, carece de sentido y no se concibe sin tu trabajo, entrega y dedicación.


Por todo ello Pep: Felicidades y gracias


Todos somos Pep.
.
Desde el cariño;
.
Borja Pardo

3 comentarios:

"Lama" dijo...

Pues yo era de los que no les acaba de matar, pero sí que tenía fe en un milagro de este tipo "es tan arriesgado que puede funcionar" fue mi frase.

Eso sí, ¿de verdad veías a Mourinho en Can Barça? Vale que el luso es muy del Barça (aunque no lo parezca) pero dista mucho de la línea que gusta en el club culé.


Saludos

Borja Pardo Muñiz dijo...

El barça era una casa putas el año pasado y Mourinho es un ganador y un tío que se hace respetar.

Es cierto que su fútbol tal vez no entusiasma pero también estoy convencido que Mourinho no es tonto y sabe lo que quiere la parroquia culé. Se hubiera adaptado y haría un futbol más vistoso sin llegar a las cuotas sublimes de Pep. En fin....futbol es futbol. Un abrazo

CARLOS MATEOS GIL dijo...

Mourinho es bueno para cualquier equipo. Es cierto que su fútbol no es muy vistoso, no al menos para mí, pero cree tanto en sí mismo que eso contagia a sus equipos. Pero bueno, viendo jugar al Barcelona este año... se agradece que el destino tomara otros derroteeros. Un saludo
http://deparadinha.blogspot.com