lunes, 6 de abril de 2009

WOLFSBURG. La revelación sobre ruedas.


El bosnio Edin Dzeko y el carioca Grafite. Dinamita verde


WOLFSBURG. Sueña con la Bundesliga
Los "lobos" van en coche directos al título.


Hasta este año, la ciudad de Wolfsburgo era conocida por ser la ciudad alemana que alberga el imperio de la marca automovilística germana Volkswagen (que para aquellos que aún no lo sepan significa el "Autómovil del Pueblo").

Además, Wolfsburgo es conocida por su equipo de fútbol, que poco a poco se ha ido consolidado en la Bundesliga aunque no está considerado ni un grande a la altura de Hamburgo o Bayern de Munich, ni un histórico como el Colonia o el Borussia Mönchengladbach.
.
Nunca ha cosechado éxitos y nunca ha tenido jugadores de relumbrón más alla del esporádico paso de jugadores interesantes como el "cabezón" Andrés D'Alessandro, el carioca "Marcelinho", o el búlgaro Martin Petrov.
.
Pero la campaña de este año va camino de ser la más importante del club de los "Lobos" del Wolfsburg, así se conoce al equipo de la Volkswagen, que ha hecho una inversión para subir escalafones en la Bundesliga, como demuestran los fichajes de los campeones del Mundo, Andrea Barzagli y Cristian Zaccardo, fichados del Palermo a base de talonario.


Hasta ahora se sabía que la Bundesliga la iban a pelear el sorprendente Herta BSC Berlin del renacido Andrey Voronin, el Hamburgo de los croatas Olic y Petric, la revelación del Hoffenheim que parece que poco a poco se desinfla como un azucarillo, el todopoderoso Bayern de Munich y el Bayer Leverkusen, pero lo cierto es que nadie contaba con "Los Lobos" para aspirar a la ensaladera que corona al campeón alemán.

Pero el fútbol es volátil y cambiante y prueba de ello es que el sábado a las 17.30, tras la humillante goleada endosada en el Volkswagen Arena al gigante bávaro (5-1), de repente se convirtió en el favorito de mucha gente para alzarse con el titulo.

La actuación del carrilero izquierdo alemán Schäfer, de los bosnios Misimovic y Edin Dzeko, unida a la exhibición del brasileño Grafite, fue sencillamente antológica y forma parte ya de la historia del club blanquiverde.

A destacar el gol de tacón del ariete brasileño que rompió a tres defensas bávaros, humilló al portero Rensing y para rematar la jugada decide marcar de tacón. Un golazo que supone el vigésimo del ex-delantero del Sao Paulo y Le Mans en tan solo 17 partidos.

El otro ariete, es Edin Dzeko, un panzer bosnio que debido a su altura (1,92 cms) puede parecer un tanto torpe pero lo cierto es que además de olfato de gol (15 goles en la bundesliga esta temporada y 9 goles en 15 partidos con Bosnia) y potencia, tiene una técnica depurada que recuerda en su juego al cotizado Fernando Llorente. Una auténtica perla bosnia llegada del Teplice checo en 2007 que junto al genial mediapunta Zvjezdan Misimovic (ex Bayern Munich, Bochum y Nüremberg) guian al Wolfsburg para alzarse por primera vez en su historia con la Bundesliga y a su selección nacional: Bosnia y Herzegovina hacía el sueño mundialista de Sudáfrica 2010 dejando por el camino a turcos y belgas.


2 comentarios:

Juan José dijo...

Felicidades, acabo de enterarme de tu blog por el programa Fiebre Maldini, salud y mucha suerte. Gracias por gustarte el Futbol

"Lama" dijo...

Otro capítulo más del torneo más emocionante de Europa. La Bundesliga es la competición que más público arrastra a los estadios y es gracias a equipos como el Hoffenheim o el Wolfsburgo... pero otrora fue el propio Bayern Leverkusen o más atrás en el tiempo aquel fantástico Kaiserslaurten que campeonó como recién ascendido.


Saludos